¿Qué es la responsabilidad social?

Existe una dificultad en la definición de la Responsabilidad Social o Responsabilidad Social Corporativa (RSC), pues ésta puede variar dependiendo del punto de vista, ámbito o materia desde donde se le quiera definir, lo que hará que la definición tienda a no ser imparcial  o pura sino que se encuentre influenciada por ese determinado punto de vista.

            En una investigación realizada por Alexandar Dahlsrud sobre el análisis de 37 definiciones de la RSC (Corporate Social Responsability o sus siglas CSR en inglés), encuentra que dentro de las distintas definiciones analizadas, existen 5 dimensiones o ámbitos que son recurrentes, desde las cuales se define a la Responsabilidad Social, mismas que son las dimensiones de: partes de interés, social, económica, de voluntariedad y la medio ambiental.

            La dimensión sobre partes de interés (stake holders) se refiere al ámbito de las relaciones de una empresa o corporación con grupos o partes de interés internos como empleados, directivos o ejecutivos y propietarios (socios o accionistas) o grupos o partes de interés externos como proveedores, autoridades, acreedores, clientes (consumidores) y sociedad o comunidad.

            La dimensión económica se refiere al ámbito de la relación entre las necesidades del ser humano y su manera de satisfacerlas, la relación entre la abundancia y escasez, la manera de producir riqueza, distribuirla y consumirla para satisfacer necesidades.

            La dimensión de voluntariedad ocupa el ámbito en donde se pone énfasis en el libre albedrío o voluntad libre de una persona para cumplir con una disposición, independientemente de si dicha disposición es obligatoria o no y si existen o no medios para hacerlos cumplir aún en contra de la voluntad del sujeto (coacción).

            La dimensión medio ambiental, como su nombre lo dice, se centra en el entorno ya sea local, regional, nacional o global, sus recursos, sus especies y su equilibrio.

            Por su parte la norma ISO 2600 define a la Responsabilidad Social como la responsabilidad de una organización ante los impactos que sus decisiones y actividades  (productos, servicios y procesos) ocasionan en la sociedad y el medio ambiente, mediante un comportamiento ético  y transparente que:

  •  contribuya al desarrollo sostenible, incluyendo la salud y el bienestar de la sociedad;
  • tome en consideración las expectativas de sus partes interesadas;
  • cumpla con la legislación aplicable y sea coherente con la normativa internacional de comportamiento; y
  • esté integrada en toda la organización y se lleve a la práctica en sus relaciones.

Dicha definición incorpora las 5 dimensiones que comentamos anteriormente y añade el concepto de desarrollo sostenible que de conformidad con la ONU como la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.

Es importante señalar que aunque se suele incorporar a la Responsabilidad Social la palabra Corporativa, no habrá que tomarla en un sentido limitado a empresas, corporaciones o sociedades lucrativas, sino a una organización compuesta por personas, ya sea ésta pública (Estados Nacionales, gobiernos locales, estatales, municipales y otras personas morales de derecho público) o privada ya sea lucrativas (sociedades mercantiles) o no lucrativas (asociaciones civiles, IAP´s, ONG´s, organizaciones de la sociedad civil, sociedades civiles, etc.). 

Aunque es importante la noción de corporaciones, la responsabilidad social no debería ser considerada como privativa de éstas, pues la acción de los individuos en este campo es fundamental.

Pedro Reyes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *