El desarrollo sostenible como herramienta de evolución hacia el hombre posmoderno

por Pedro Reyes.

«No podemos seguir con la idea de que los seres humanos debemos trabajar y desarrollar nuestras habilidades y capacidades para someter al mundo, y transformarlo y moldearlo de acuerdo con nuestras necesidades. Debemos asumir con humildad que, al igual que los demás seres vivos e incluso los seres inertes, formamos parte de un mundo o planeta integrado por una serie de sistemas y subsistemas que actúan de manera perfecta en delicados e interrelacionados equilibrios, y que es una minúscula parte de un sistema universal mayor. Sirva esta crisis para adquirir conciencia de nuestro lugar y del papel que jugamos en él, para co-crear una nueva concepción de “hombre” en la que abandonemos la obsesión de un progreso constante con crecimiento económico, científico y tecnológico sin límites. Es momento de dejar atrás aquella visión de “progreso” centrada en la avaricia, que fomenta la acumulación (desmedida) de riqueza, como si fuese una virtud al constituirse como parámetro de éxito».

Ver el artículo completo en el Blog de Una vida examinada: reflexiones bioéticas del Programa Universitario de Bioética (PUB) en Plumaje de Animal Político .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *